Los «chalecos amarillos» se manifiestan hoy, en varias ciudades de Francia antes de que el gobierno haga un balance la próxima semana de su «gran debate» destinado a apaciguar a los manifestantes y proponga medidas.
Los manifestantes se congregaron en París, a pesar de las prohibiciones de manifestarse en algunos lugares de esta capital, luego de los actos de violencia del pasado 16 de marzo, especialmente en los Campos Elíseos.
Este sábado, los «chalecos» intentan frenar el decaimiento de su movimiento, cada vez más visible en estos casi cinco meses: han pasado de congregar en toda Francia a 282 mil personas el 17 de noviembre, en su primer sábado de movilización, a 33 mil 700 la semana pasada, 4 mil de ellos en París.
Para hacer frente al movimiento, el gobierno lanzó a principios de año un «gran debate nacional», con la celebración de 10 mil reuniones locales y la apertura de unos 16 mil» cuadernos de reclamaciones» que han permitido recoger las quejas de los ciudadanos, aunque sin convencer a los «chalecos» de renunciar a sus movilizaciones cada sábado.
Entre las demandas ciudadanas figuran la mejora del poder adquisitivo, mayor justicia social y fiscal, pero también el reconocimiento del voto en blanco.
Redacción Radio Centro Noticias

Foto: AP

Comentarios