El arresto de más de 400 personas se produjo durante una gran protesta no autorizada contra casos policiales falsificados, tras el reciente arresto del famoso periodista Ivan Golunov, acusado de tráfico de drogas, cargos que más tarde fueron retirados por falta de pruebas.
El Ministerio del Interior informó que cerca de mil 200 personas participaron en la manifestación y que las más de 200 personas arrestadas enfrentarían cargos que podrían llevar hasta 20 días en la cárcel, según reportó la agencia estatal de noticias Tass.
Entre los detenidos se encuentra Alexei Navalny, el opositor más férreo del presidente Vladimir Putin.
Golunov, un reportero de investigación para el sitio web Meduza, fue arrestado la semana pasada por supuestamente comerciar estimulantes sintéticos. Sin embargo, su defensa argumentó que los cargos fueron falsificados.
La policía publicó fotos de drogas presuntamente tomadas en su apartamento, pero luego admitió que eran de otro caso, también se retractó de que Golunov haya estado intoxicado cuando fue arrestado.
Muchos creyeron que la detención fue en represalia por sus informes sobre el Ayuntamiento de Moscú y la industria funeraria de la ciudad.
Las protestas de su arresto se fortalecieron rápidamente, aparentemente atrapando a las autoridades por sorpresa, y las denuncias fueron informadas con detalles inusuales por los medios de comunicación estatales que generalmente se ajustan a las versiones oficiales.
El lunes, tres de los periódicos más respetados de Rusia publicaron portadas casi idénticas que decían: «Soy / somos / somos Ivan Golunov» e incluso el poderoso orador de la Cámara Alta del Parlamento de Rusia expresó preocupación por el caso.
Con información y foto de AP

Compartir

Comentarios