La medida fue anunciada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, con el propósito de federalizar los servicios educativos e identificar a los maestros que cobran sin trabajar.
En Uruapan, Michoacán, previo a su llegada al lugar del evento, ya lo esperaban decenas de personas con pancartas con frases como : «AMLO, el tiempo de campaña ya se acabó», ya ponte a trabajar»; «Señor AMLO ya despierte y póngase a trabajar»; y «AMLO, dónde están los bajos costos de las gasolinas???».
Luego, antes de iniciar su discurso, el tabasqueño fue objeto de la segunda rechifla en lo que va de su administración cuando abrazó al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles.
La gente inició la rechifla y gritaron mentiroso.
Ya en su discurso, el Jefe del Ejecutivo señaló que una vez que el gobierno federal se haga cargo de la nómina magisterial, no habrá retenciones salariales.
Reiteró que se eliminará la reforma educativa del ex presidente Peña Nieto y no habrá evaluación punitiva.
Durante la entrega de programas del bienestar, agregó que al igual que se hizo en el caso de las estancias infantiles, habrá un censo para conocer la situación de los maestros del país a fin de acabar con los problemas en el sistema magisterial.
López Obrador también se comprometió a federalizar el sistema de salud, que está peor que el educativo, por lo que pidió a los trabajadores de este sector tener paciencia ya que se hará poco a poco, aunque puntualizó que en el sexenio van a quedar regularizados los trabajadores del sector educativo y de salud.
Con información y foto de Jorge Almaquio.

Comentarios