La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) dio a conocer las primeras consideraciones del Encuentro sobre la Protección del Menor en la Iglesia, convocado por el papa Francisco para erradicar el gravísimo problema del abuso sexual por parte del clero.
En un comunicado, precisó que las medidas a implementar “inmediatamente” para evitar más casos de pederastia destaca tres puntos:
1.- Situarnos a favor de las Víctimas. No es suficiente pedir perdón, es necesario un cambio de perspectiva. Poner a la víctima en primer lugar, escucharla, comprenderla, acompañarla y comprometernos en su proceso de sanación, promoviendo que en las diócesis se lleven a cabo los procesos de denuncia civil, y colaborando con la autoridad ministerial.
2.- Reforzar, apoyados por especialistas, la selección y la formación de los sacerdotes, desde su ingreso al seminario, acompañando su proceso formativo y permanente, a fin de lograr una vivencia plena de su vocación, y de evitar tener sacerdotes que sean o representen un riesgo para los menores y para las personas vulnerables.
3.- El papa Francisco dio la indicación de reforzar y verificar las directrices de las Conferencias Episcopales elevándolas a un rango normativo. En el caso de México, ahora le corresponderá a la CEM apoyar, supervisar y verificar en cada una de las diócesis, el cumplimiento, por una parte, de los procedimientos canónicos establecidos; y por otra, el Protocolo de aplicación civil, conforme a la legislación sustantiva y adjetiva penal de los diferentes Estados de la República.
El CEM añadió que el martes 5 de marzo anunciará nuevas acciones a realizar a corto plazo.
Redacción Radio Centro Noticias

Foto: @IglesiaMexico

 

Compartir

Comentarios