Los seres humanos suelen pensar que el cambio climático amenaza sólo al medio ambiente, sin embargo, las olas de calor asociadas con este cambio pueden desarrollar enfermedades, principalmente infecciosas, padecimientos cardiovasculares, diabetes y asma; así como favorecer su propagación.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) es quien ha identificado estas consecuencias del cambio climático en los seres humanos, debido a diversas investigaciones que demostraron el vínculo de la variabilidad en las condiciones climáticas con la diseminación de agentes infecciosos.
Entre las enfermedades que se agravan debido al calor se encuentran el dengue y el ébola, ambas fiebres hemorrágicas causadas por virus que tienen una tasa de mortalidad alta.
Desde 2018, la fiebre del dengue ya es endémica en un centenar de países y la OMS registra cerca de 100 millones de casos al año, pero advirtió que el número aumentará conforme se eleve la temperatura media mundial.
Los especialistas señalan que una solución a largo plazo para los efectos en la salud por el cambio climático y los brotes de enfermedades es una reducción sustancial de las emisiones de carbono, lo que favorecería al medio ambiente y ayudaría a solucionar dichos problemas.
Redacción: Radio Centro Noticias

Foto: naturisima.org

Comentarios