Inició el trabajo de científicos de la policía francesa y otros investigadores expertos para conocer el hecho que derivó en el incendio en el recinto religioso.

Una de las principales causas a indagar será el hallazgo de siete colillas de cigarro que dejaron los obreros que trabajaban en la remodelación de la Catedral y que fumaban en el lugar, pese a que estaba prohibido.

Los expertos de tres agencias policiacas tomarán muestras y buscarán pistas sobre el origen del fuego.
Trabajadores y bomberos apuntalan la catedral del siglo XII y colocan las grúas alrededor de la estructura que será levantada.
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, reiteró que los trabajos serán intensos para reconstruir con rapidez el templo después de que el fuego consumiera el tejado y derribara la aguja.
Las autoridades creen que el incendio fue accidental, quizá debido a un cortocircuito relacionado con las labores de restauración que se habían iniciado antes del desastre.

Redacción Radio Centro Noticias
Foto: AP

Compartir

Comentarios