Autoridades iniciaron la búsqueda de indicios sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en el basurero de Tepecoacuilco, Guerrero.

En la víspera del quinto aniversario de su desaparición, el basurero de Tepecoacuilco, fue puesto bajo resguardo del Ejército Mexicano, en apoyo de los peritos que ingresaron para buscar pistas de los estudiantes.
Esta es la primera vez que las autoridades buscan indicios en este vertedero, que prácticamente permanecía desapercibido entre matorrales, casi a orillas del camino y muy cercano a la presa Valerio Trujano.
En este operativo particpan la Fiscalía General de la República (FGR) y la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia, creada por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, a petición de las familias que han manifestado su inconformidad con la investigación que llevó a cabo el Gobierno de Enrique Peña Nieto.
En julio pasado, se llevó a cabo una diligencia con maquinaria pesada al interior de un domicilio de Iguala, que estuvo a cargo del subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas Rodríguez, sin resultados positivos.
Ambas excavaciones recientes son derivadas de la investigación que lleva a cabo la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa y que es diferente a lo que se había investigado en la pasada administración federal.
Con información y foto de EFE

Comentarios