La medida se aplicará durante 60 días a fin de tratar de contrarrestar los devastadores incendios que han afectado la región.
El decreto oficial sobre la prohibición fue publicado el jueves, luego de intensas críticas al presidente Jair Bolsonaro por su manejo de la crisis en la Amazonia.
La prohibición coincide con la temporada seca de la zona, cuando son comunes los incendios controlados a fin de despejar vegetación y contar con terrenos listos para la siembra.
Las leyes forestales brasileñas permiten ese tipo de quemas controladas siempre y cuando se tenga la licencia correspondiente.
Este año aumentaron los incendios controlados, suscitando sospechas de que los agricultores se vieron animados a quemar más ante le retórica de Bolsonaro en contra de las protecciones ambientales.
En tanto, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, anunció la posibilidad de organizar al margen de la Asamblea General de la ONU una reunión específica sobre la situación en Amazonía.
Con información y foto de AP

Comentarios