Boris Johnson se convirtió oficialmente este miércoles en el nuevo primer ministro británico, tras ser recibido por la reina Isabel II en el palacio de Buckingham en Londres.
Como marca la tradición, Johnson fue investido por la reina Isabel II en una breve audiencia, adonde previamente se desplazó May para comunicar su partida.
El Palacio difundió una fotografía en la que puede verse a Johnson, en una sala de palacio mientras saluda con una inclinación de cabeza a la reina, quien, vestida de azul, le estrecha la mano.
Tras ser investido por la reina, que solo tiene un papel simbólico en una monarquía parlamentaria, Johnson se dirigió a su nueva residencia oficial, el número 10 de Downing Street.
En sus primeras declaraciones a la prensa, Johnson prometió que logrará sacar a Reino Unido de la Unión Europea el 31 de octubre, «cueste lo que cueste», y con ello batirá a «los incrédulos, a los pájaros de mal agüero, a los aguafiestas».
Célebre por sus bravatas, chistes en latín y cabellera rubia, Johnson venció por abrumadora mayoría a su rival Jeremy Hunt al obtener dos tercios de los votos de unos 160.000 afiliados al partido.
Sucede a May, quien anunció su renuncia el mes pasado después que el Parlamento rechazó reiteradamente el acuerdo que logró con el bloque, con lo que Gran Bretaña quedó varada en el limbo al demorarse la salida, prevista para marzo.
Redacción Radio Centro

Foto: AP

Compartir

Comentarios