El papa Francisco llegó tarde al rezo del Ángelus, tras disculparse ante los fieles en la Plaza de San Pedro, explicó que se quedó atrapado en un elevador del Vaticano durante 25 minutos.
El Pontífice explicó que la falta de energía había sido la causa de la falla. Sonriente, el Papa dijo que tuvo que ser rescatado por los bomberos y pidió un aplauso para los rescatistas.
Por otra parte, el Vicario de Cristo anuncio que el próximo mes nombrará cardenales a 13 religiosos, incluidos dos que han trabajado para ayudar a migrantes.
Varios de los nuevos prelados proceden de países pobres o en desarrollo, como Cuba, Congo o Guatemala, o de países donde los cristianos son una minoría, como Indonesia.
Diez de los elegidos tienen menos de 80 años, por lo que tendrían derecho a voto en un cónclave para elegir a un nuevo Papa.
La ceremonia en la que recibirán el tradicional solideo rojo se celebrará el 5 de octubre en El Vaticano.
Con información y foto de AP

Comentarios