Rompiendo con una larga tradición diplomática, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se convierte en el primer jefe de Estado en visitar este lugar sagrado del judaísmo, situado en la Ciudad Vieja de Jerusalén, junto a un mandatario de Israel.
El presidente brasileño, con kipá, colocó sus dos manos sobre las antiguas piedras, mientras el primer ministro Benjamín Netanyahu hacía lo mismo a su derecha, y luego inclinó la cabeza durante varios segundos.
Durante décadas, los dirigentes extranjeros han evitado aparecer junto a un dirigente israelí ante el Muro de los Lamentos, para no posicionarse sobre cuestiones de soberanía.
El sitio, uno de los lugares sagrados del judaísmo, está ubicado en el este de Jerusalén, ocupado por Israel en la Guerra de los Seis Días en 1967, en una decisión que no ha sido reconocida por la comunidad internacional.
Redacción Radio Centro Noticias
Foto: AP

Comentarios