Un estudio revela que «Tienen un 20 por ciento menos de probabilidades de llegar a los 76 años de edad» los bebés sometidos a una mutación genética, como la generada por un investigador chino el año pasado, quien buscó proteger del sida a los menores.
El documento destaca que dicha mutación «está presente naturalmente en algunas personas», sin embargo, quienes cuentan con dos copias de la mutación tienen en promedio una tasa de mortalidad más alta que el resto.
La investigación publicada en la revista Nature Medicine, no explica las causas de la mortalidad mayor. Pero subraya que la genética funciona como un juego de Mikado, en el cual mover un solo palito puede desplazar a muchos otros.
Los autores del estudio, reconoce que la mutación artificial «protege contra el virus del sida y probablemente contra otros, como el de la viruela», pero «Parece ser que reduce la protección contra otras enfermedades infecciosas como la gripe», mucho más comunes que el sida.
El documento «subraya la necesidad de comprender mejor las mutaciones genéticas antes de considerar crearlas por razones médicas».
 

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: femexer.org

Comentarios