Luna nació el 7 de marzo en Florida, con una enorme marca en la cara en forma de mariposa. Los médicos realizaron una resonancia magnética en cuello, cara y cerebro a los dos días de nacida. Afortunadamente, los resultados arrojaron que su marca no era cancerosa.
Los padres le abrieron a la pequeña una cuenta de Instagram y rápidamente se llenó de comentarios, algunos positivos y otros negativos. El objetivo es mostrarla al mundo con naturalidad para que nunca nadie la señale.
Hasta el momento la cuenta tiene 87 mil 700 seguidores.
Luna cumplió cuatro meses el 7 de julio, y sus padres celebraron con una fiesta de Batman totalmente personalizada, en la que ellos se pintaron la cara para hacer juego con la bebé.
Los padres de Luna, de origen brasileño, investigan la posibilidad de una cirugía o de terapia con láser para remover la marca, porque no quieren que su hija sufra discriminación.
Afirman que cuando salen, las personas la miran fijamente y la señalan o llevan a otras personas a mirarla, y reconocen que esas actitudes son horribles, por lo que no pueden permitir que Luna tenga que lidiar con ese tipo de cosas en la escuela.
Redacción Radio Centro
Foto: Instagram luna.love.hope

Compartir

Comentarios