Luego de intensas negociaciones con Estados Unidos, China y Liberia, el gobierno de nuestro país, logró suavizar un poco el ultimátum del Secretariado de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), por los nulos avances en las acciones de protección a la vaquita marina y el combate al tráfico ilegal de pez Totoaba.
México presente en Ginebra, Suiza, representado por la procuradora Federal de Protección al Ambiente, Blanca Mendoza Vera, prometió a los 183 países miembros, entregar informes cada seis meses sobre la situación en el Alto Golfo de California.
Lo anterior a cambio de que se borrara del texto original de la resolución las sanciones explícitas contra México, en caso de no lograr avances suficientes para la reunión del próximo año.
De esta forma, se modificó la redacción para que no incluyera la advertencia de que se suspenderá la exportación de especies mexicanas incluidas en la CITES, como son las aletas de tiburón, trofeos de caza de borrego cimarrón o venta de madera de caoba, si continúa fuera de control la pesca furtiva en el hábitat de la vaquita marina.
Esto, no significa que se haya alejado el riesgo de que la comunidad internacional aplique nuevas sanciones comerciales contra México, ante el fracaso de las políticas públicas para la preservación del mamífero marino en mayor peligro del mundo y la pesca ilícita de Totoaba
Redacción Radio Centro

Foto: AP

Comentarios