La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, firmó una ley que prohíbe fumar en áreas cerradas como bares, restaurantes y las salas para fumar en uno de los aeropuertos más transitados del mundo.
La ley entrará en vigor el 2 de enero del 2020.
La medida afectará a la terminal aérea internacional Hartsfield-Jackson, uno de los pocos aeropuertos de Estados Unidos en donde la gente todavía podía fumar en lugares designados. El vocero del aeropuerto, Andrew Gobeil, dijo que las salas de fumar se destinarán para otros objetivos.
La prohibición excluye residencias y establecimientos privados que prohíben la entrada a menores de edad.
Con información y foto de AP

Comentarios