Las autoridades policiales de Texas confirmaron que Patrick Crusius de 21 años acusado de la masacre en una tienda Walmart de El Paso la semana pasada, confesó después de rendirse que atacar a mexicanos era su objetivo.
Durante una audiencia del caso el detective Adrián Garcia, en declaración jurada dijo que el detenido salió con las manos en alto de un vehículo que estaba detenido en una intersección poco después de los homicidios.
Detalló que sus palabras a los agentes fueron: “yo soy el que disparó”, y posteriormente renunció a sus derechos Miranda y contó a los detectives que entró a la tienda con un fusil de asalto AK-47 y múltiples cartuchos. El objetivo de su ataque dijo, eran los mexicanos.
Los derechos Miranda se refieren a que todo sospechoso en Estados Unidos tiene derecho a guardar silencio y a hablar previamente con un abogado.
Patrick Crusius ha sido acusado de asesinato punible con la pena de muerte y está detenido sin derecho a fianza. Los fiscales federales dicen que también consideran presentar cargos por crimen de odio.
Con información de AP

Redacción Radio Centro

Foto: Archivo

Compartir

Comentarios