Los hechos se registraron en los municipios de Puebla y Amozoc y de acuerdo a las instituciones de seguridad federales, los inmuebles se utilizaban para almacenar y vender gas LP de manera ilegal.
Según las primeras investigaciones, los predios eran habilitados como estaciones de carburación a donde también se pasaba el energético robado a pipas.
El hurto del combustible se realizaba a través de tomas clandestinas en el ducto Cactus-Guadalajara, tramo Tecamachalco-San Martín Texmelucan.
En el operativo también fueron decomisados 14 vehículos tipo pipa, 17 automóviles, un remolque, una motocicleta, seis tanques estacionarios, 36 cilindros, tres armas cortas, un cargador, cartuchos útiles y 40 mil 209 litros del hidrocarburo.
En un comunicado conjunto del Centro Nacional de Inteligencia, la Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Federal (PF), se informó que el volumen mensual del producto robado se estima en cuatro millones de litros, lo que equivale a una merma patrimonial superior a 34 millones de pesos.
 

Redacción Radio Centro

Foto: @FGRMexico [1] 

[1] https://twitter.com/FGRMexico

Compartir

Comentarios