El pleno del Senado aprobó reformas para acotar el fuero del presidente de la República, diputados federales y senadores, que ahora podrán ser imputados y juzgados por corrupción y delitos electorales.

Las modificaciones a dos artículos de la Constitución agregan a la traición a la Patria, corrupción, delitos electorales y otros ilícitos graves, como causal para juicio de desafuero.

Establece que el Senado es la instancia para proceder contra el jefe del Ejecutivo, cuyos legisladores se erigen en jurado de procedencia, que determinará si es viable someterlo a juicio.

Eduardo Ramírez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, dijo que las reformas mandan el mensaje de que nadie puede estar por encima de la ley ni tendrá privilegios si incurre en un delito.

Las bancadas de oposición precisaron que las reformas, no eliminan el fuero constitucional, solo lo acotan.

Samuel García, senador del Movimiento Ciudadano, la actual composición del Senado con mayoría de Morena, el presidente nunca podrá ser llevado a juicio, y no hay manera de obtener los 87 votos necesarios para retirar la inmunidad.

Emilio Álvarez Icaza, senador independiente, criticó que las reformas en los hechos establecen que no habrá privación de la libertad al presidente de la República, hasta que haya sentencia en firme.

La minuta aprobada por el Senado fue enviada a la Cámara de Diputados, para su análisis y eventual ratificación.

Con información de Yadira Rodríguez

Foto: @CanalCongreso

Comentarios