Sin embargo, especialistas en salud mental y activistas de derechos humanos, aseguran que las terapias por video no es la forma adecuada de ayudar a niños y jóvenes que llegaron a un país extraño.
El centro de Homestead ensaya un programa de este tipo, a través de una empresa contratada por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.
Especialistas argumentan que es inapropiado pedir que hablen de sus problemas más íntimos con un extraño a través de una pantalla y que no se ofrece la terapia psicológica que realmente necesitan.
Destacan que los consejeros son a menudo los primeros que oyen hablar tanto de abusos físicos y sexuales que sufrieron en sus casas, o a manos de pandillas en su camino hacia EU desde Centroamérica, incluso dice algunas niñas llegan al centro embarazadas.
Homestead es el único de 168 centros para migrantes menores de edad que usa videollamadas para ofrecer terapia, es la instalación de este tipo más grande del país, con un cupo de dos mil 200 niños, y podría aumentar a mil más.
Redacción Radio Centro Noticias
Foto: Departamento de Salud y Servicios Humanos EU

Comentarios