Una jueza federal ordenó a la Secretaría de Bienestar, pagar por tiempo indefinido a tres estancias infantiles de la Ciudad de México, el subsidio de 950 pesos mensuales por niño inscrito, tal y como operaba el programa en el sexenio pasado.
Las estancias Sor Juana Inés de la Cruz, El Diván de Valentina y Grissel, impugnaron la desaparición del Programa de Estancias Infantiles y su reemplazo por el ahora denominado Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños Hijos de Madres Trabajadoras.
En el recurso analizado se destaca que el Programa de Estancias Infantiles fue reemplazado por una dádiva económica a los padres, sin considerar los beneficios que otorgan las estancias.
La jueza mencionó que “la aplicación de la norma reclamada puede tener consecuencias jurídicas de difícil reparación en la esfera de derechos de la quejosa los cuales trascienden fundamentalmente a los infantes y en forma indirecta a sus padres al dejarse de prestar el servicio”.
La dependencia anunció que este jueves iniciará la entrega de los recursos económicos del Programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños Hijos de Madres Trabajadoras.
En Monterrey, el juez Primero de Distrito otorgó también suspensiones definitivas.
La Secretaría de Bienestar puede impugnar las suspensiones ante un tribunal colegiado, que tomará algunos meses para resolver.
Con información de Gabriela Díaz y redacción Radio Centro Noticias

Foto: change.org

Comentarios