En su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó su apoyo total a la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, en su decisión de no usar elementos de la policía en la llamada Marcha de la Diamantina.
“Creo que actuó bien, puede ser que los conservadores empiecen a decir que hace falta mano dura, porque así son”, y reiteró la frase del ex presidente Benito Juárez; todo con la razón y el derecho, nada por la fuerza.
Respecto a los actos vandálicos en donde incluso se prendió fuego en algunos lugares, dijo que de haber usado la fuerza pública, el conflicto se hubiera agravado, además de que se hubiese acusado al Gobierno de represor.
En cuanto a las agresiones contra periodistas, reiteró que se hará la investigación correspondiente y se sancionará a los responsables.
Aseguró que se mantendrán de la misma forma, sin hacer uso de la fuerza en todas las manifestaciones y expresiones, pero hizo un llamado a quienes las convocan para tener más diálogo y no hacer uso de la violencia, y hacer movilizaciones sin afectar a los ciudadanos.
“Soy partidario de la no violencia, me formé en el estudio y las lecciones de Gandhi, de Mandela, de Luther King, no creo en el uso de la fuerza como opción, como alternativa, la violencia no se puede enfrentar con la violencia, el mal no se puede enfrentar con el mal, la paz y tranquilidad son frutos de la justicia”, apuntó.
De igual forma, pidió respeto al patrimonio cultural y artístico de México, ya que todos los mexicanos deben actuar con responsabilidad, recordó que el Ángel de la Independencia lo edificó el Gobierno de Porfirio Díaz como parte de las celebraciones del Centenario, pero por “no ser Porfirista” no se tendrá cuidado del patrimonio cultural de los mexicanos.
Aseguró que se harán las reparaciones pertinentes y se van a reconstruir las estaturas dañadas y que nada tiene que ver un movimiento que busca una causa justa, como la no violencia hacia las mujeres, con la violencia.
Hizo hincapié en que se trabaja todos los días para garantizar la seguridad de hombres y de mujeres, y que casi todo el Gobierno está orientado a garantizar la paz en el país.
Sobre las amenazas que recibió vía la cuenta hackeada de Twitter de la Fiscalía de Jalisco, reconoce tener miedo, pero no ser cobarde “ni un paso atrás en la transformación de México”, apuntó.

El mandatario aseguró que no se hará más civil a la Guardia Nacional, como exigen grupos feministas como parte de su pliego petitorio, apuntó que ya está resuelto eso porque antes era un desastre la seguridad pública y ahora se aprovechará la experiencia de los militares.

Aseguró que “la prensa se controla con la prensa”. Ello para reforzar que en las mañaneras se seguirá permitiendo el ingreso lo más plural posible, de medios convencionales y no convencionales, incluyendo aquellos que tienen preguntas sembradas por gente afín al propio movimiento que lo llevó a la presidencia.

Reiteró que en su gobierno no hay rencillas ni ánimos de venganza con los medios de comunicación, sin embargo, informó que todavía podrían recortar más el gasto publicitario en medios, qué pasó de 10 mil mdp a 4 mil millones y que podría ser menor, ya que esto forma parte de la austeridad que practican.

López Obrador le dio la bienvenida al anuncio zapatista, de crear más municipios autónomos, porque eso generará atención a las comunidades; lo que pide es que no haya violencia.

Sobre liberación de Carlos Ahumada “no hay consigna para perseguir a nadie. Todos los que nos hicieron daño deben ser tratados con respeto y sobre todo no deben utilizarse las instituciones para afectar a nadie, no tiene por qué haber parcialidad”, incluso aunque “trató de perjudicarme” como él mismo Ahumada lo confesó en su momento y está registrado en un video. El presidente reiteró “yo no tengo ningún propósito de vengarme de nadie, ni de Salinas”, dijo.
Con información de Daniel Rosas y
Redacción Radio Centro
Foto: Presidencia

Comentarios