Durante el acto inaugural de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe, el presidente Andrés Manuel López Obrador, estuvo acompañado por ministras y ministros que participarán en el evento.
En ese marco, ratificó su convicción de eliminar los exámenes de admisión, incluso desde la preparatoria, para garantizar así el derecho de acceso a la educación superior a nivel nacional.
Anunció que será respetuoso de la autonomía universitaria, pero reafirmó que es necesario garantizar a los jóvenes el acceso a la educación superior.
Subrayó que 60 por ciento de los estudiantes de la UNAM son de familias pobres, pero el pase automático les permite tener acceso a la educación superior.
“Hace poco precisamente el nivel de la UNAM me visitó, me trajo una tabla sobre el nivel económico de los estudiantes de la UNAM, me decía con mucha satisfacción que el 60 por ciento de los que estudian en la UNAM eran estudiantes de familias pobres, mientras que en el resto de las universidades públicas del país sólo el 35 por ciento eran estudiantes de familias pobres; le dije esto es posible porque se mantiene el pase automático”.
Aclaró el presidente de la República que no está en contra de la educación privada “quien pueda pagarla que lo haga”. Pero, el problema es que por muy barata que sea el grueso de la población alcanza a costearla con su ingreso.
Reiteró que es mejor tenerlos en la escuela, que es “su segunda familia” en vez de que permanezcan en la calle expuestos a ser absorbidos por las conductas antisociales.
Con información de Daniel Rosas
Redacción Radio Centro

Foto: gob.mx/presidencia

Comentarios