Por tercer día consecutivo, el presidente Andrés Manuel López Obrador justificó en una plaza pública, la decisión de dejar en libertad a Ovidio Guzmán, uno de los líderes del Cártel de Sinaloa.
Desde Oaxaca donde junto con el gobernador Alejandro Murat y el Secretario de Educación firmó el convenio de colaboración para llevar a cabo la primera etapa en Oaxaca del programa La Escuela es Nuestra, el presidente aseguró “Acabamos de tomar una decisión muy difícil, pero muy humana en el conflicto en Culiacán, Sinaloa decidimos primero la vida de los seres humanos. ¡No a la violencia! La paz, la tranquilidad, no a la discordia, no al odio, no a la violencia”.
El comandante supremo de las fuerzas armadas agradeció a los elementos del ejército por ayudar y no utilizar la fuerza. Insistió en que se pueden resolver los problemas mediante el diálogo o el acuerdo, y no con la fuerza.
En una abarrotada Plaza de la Danza, el presidente López Obrador aseguró en tono fuerte, que no le importa que los conservadores y autoritarios, quieran que se gobierne de otra manera.
“Ya ellos lo hicieron y no dio resultado, al contrario, enlutaron a México, convirtieron a México en un cementerio. Esa estrategia de querer apagar el fuego con el fuego, de enfrentar la violencia con la violencia, nunca más. Jamás vamos a reprimir al pueblo de México”.
Ésta fue la quinta ocasión que el presidente López Obrador justifica la decisión de dejar ir al hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en un acto público, en menos de tres días.
Con información y foto de Gaspar Vela

Comentarios