A menos de dos meses de que se renueve la dirigencia nacional de Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que los funcionarios públicos que se involucren en ese proceso serán despedidos del gobierno y tendrán que enfrentar una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales.
En su rueda de prensa habitual en Palacio Nacional, el mandatario sostuvo que ya no hay partido de Estado, por lo que no debe haber injerencia del gobierno en las elecciones ni en los procesos internos de los partidos políticos, mucho menos en Morena, cuyos líderes padecieron en el pasado la intromisión perversa de las autoridades en los asuntos partidistas
El presidente de la República anunció que enviará una carta a todos los servidores públicos de su administración para que se abstengan de utilizar recursos públicos para involucrarse en asuntos políticos.
Sostuvo que no es de izquierda el que hace trampa, el oportunista, el corrupto, el acomodaticio, el trepador, ni el que no pone por delante los ideales y los principios.
Con información de Víctor Gamboa

Foto: Presidencia

Comentarios