Programa Mundial de Alimentos (PMA) dijo que su desafío más grande en Yemen se debe a la participación obstructiva y poco cooperativa de algunos líderes hutíes en el área bajo su control.
La agencia de alimentos de la ONU amenazó con suspender el apoyo en áreas bajo control de los rebeldes hutíes de Yemen, si no toman medidas contra el robo y fraude en la distribución de alimentos.
Agregó que a los voluntarios les están negando acceso a las personas con hambre, se han bloqueado los convoyes de apoyo y las autoridades locales interfieren con la distribución de alimentos.
Indicó que algunos líderes rebeldes han obstruido reiteradamente la capacidad de la agencia de escoger cómo distribuir la ayuda alimentaria.
El objetivo del PMA es alimentar a 12 millones de personas en situación muy vulnerable, casi la mitad de la población del país, en una operación que cuesta 175 millones de dólares mensuales.
 

Redacción Radio Centro Noticias

Foto: AP

Compartir

Comentarios