Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, pagó la fianza de un millón de euros para salir de prisión mientras se decide su situación jurídica.

El empresario fue detenido el pasado 28 de mayo en la ciudad de Palma de Mallorca por orden del Magistrado de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, en cumplimiento de una orden de detención emitida por el gobierno mexicano.

Al momento de salir de prisión, deberá cumplir con las medidas cautelares impuestas, por lo no podrá salir de España y deberá de comparecer en el juzgado cada dos días.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República, Ancira enfrenta acusaciones por delitos que provocaron un «grave daño patrimonial» a Pemex, por el supuesto sobreprecio en la venta de una planta de fertilizantes a la paraestatal en 2013.

La investigación sobre el propietario de Altos Hornos de México comenzó por una denuncia de Pemex presentada el pasado 5 de marzo. En ella se detalla que el entonces director, Emilio Lozoya Austin, compró la planta con un sobreprecio de 500 millones de dólares.

Según estimaciones del Gobierno Federal, la planta de fertilizantes tenía un valor que no supera los 50 millones de dólares, por lo que esta operación afectó seriamente a Pemex.

Lozoya Austin también es investigado por haber recibido unos 10.5 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

 

Redacción: Radio Centro Noticias

Foto: Twitter

Comentarios