Ante el resurgimiento de la enfermedad potencialmente mortal, en Alemania se ordenó que se aplique a estudiantes y empleados de guarderías y escuelas.
La medida entraría en vigor en 2020.
El gobierno de Angela Merkel aprobó el proyecto de ley, luego de la incidencia del sarampión que ha aumentado significativamente en los últimos años, 543 casos el año pasado y más de 400 en lo que va de 2019.
A partir de marzo, los padres de niños en edad preescolar y escolar deberán presentar los certificados de vacunación, quienes no cumplan con la disposición podrían ser castigados con multas de hasta 2 mil 500 euros, unos 2 mil 800 dólares.
Redacción Radio Centro

Comentarios