Tras casi 19 horas de lluvia, se llevó a cabo la mañana de este martes el tercer encierro de San Fermín; una de las fiestas taurinas más famosas en todo el mundo.

El encierro de este día se realizó en tan sólo dos minutos y 13 segundos, una de las corridas con el menor tiempo registrado en estas fiestas.

Según los primeros reportes médicos, ninguna persona fue herida por cornada de toro en esta jornada; aunque sí hubo varios contusionados. Una persona resultó con una fractura en su brazo derecho y otra más en una pierna izquierda.

Debido a la tormenta que cayó en esta ciudad española, el tapete antiderrapante colocado en los adoquines por donde corre el encierro fue valorado como nunca antes, pues, mientras más mojado el piso, mejor es el desempeño de este tapiz.

El lote de toros que corrió durante esta mañana, fueron todos cárdenos grises, con un peso que oscila entre los 520 a los 600 kilogramos y fueron lidiados por Fernando Robleño, Javier Castaño y Pepe Moral.

 

Redacción: Radio Centro Noticias

Foto: Twitter

Compartir

Comentarios