Aun cuando fue liberado por un juez en Argentina, el empresario Carlos Ahumada Kurtz, aun no libra la acusación por defraudación fiscal, que está en proceso en la Fiscalía General de la República.
Como no ha sido exonerado, la dependencia que encabeza, Alejandro Gertz Manero, mantiene el proceso de extradición, cuyo trámite está en curso para poder traer a territorio mexicano, al responsable de los llamados video escándalos en el 2003, que se realizaron en las instalaciones de Grupo Kurtz.
El empresario argentino pagó una multa cuyo monto no fue revelado y pudo librar la privación de la libertad, pero no la imputación que se le sigue en nuestro país, aunque no se dieron detalles de su liberación, esta situación se asemeja la que vive el dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, quién fue detenido en España, acusado por el Gobierno Federal por actos de corrupción relacionados con el caso ODEBRECHT.
A Ancira, un juez de la Audiencia Nacional Española, le concedió la libertad bajo fianza.
Cabe recordar que el pasado 16 de agosto, Ahumada Kurtz, fue detenido en el Puerto Internacional Aeroparque Jorge Newbery, de Buenos Aires, por parte de la Policía Federal de ese país, a través de la división de Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones Interpol Argentina.
A petición de la FGR, se emitió la ficha roja solicitada por Interpol México, con motivo del daño que probablemente cometió, en contra de la hacienda pública de nuestro país, por la cantidad de un millón 472 mil 236 pesos, por concepto del impuesto sobre la renta que debió haber enterado y no lo hizo.
Esta investigación se inició en 2016 y fue retomada por esta administración, con lo cual se logró la aprehensión preventiva, a través del sistema Interpol.
Aunque este domingo fue ex carcelado en Argentina por el juez que lleva su caso.
 
Con información de Jorge Almaquio García
Redacción Radio Centro
Foto: AP

Comentarios