Renuncia el presidente y fundador de la organización “No tengas miedo”, dedicada a ayudar a las víctimas de sacerdotes pedófilos tras los señalamientos de intentar extorsionar a algunas víctimas.
Marek Lisinski, presidente de dicha organización, es también un sobreviviente de los abusos de curas pederastas, jugó un papel clave para forzar a la población a enfrentar el problema con la creación de la fundación hace cinco años.
El papa Francisco besó la mano de Lisinski durante una reunión con víctimas de abusos celebrada en febrero en el Vaticano. El activista formaba parte de un grupo que entregó al pontífice un informe sobre abusos sexuales a menores cometidos por sacerdotes en Polonia.
Ayer, el diario Gazeta Wyborcza, publicó diversos testimonios que denuncian los intentos de extorsión. Katarzyna, de 29 años narró que ofreció una suma de dinero a Lisinski y le prestó otra cantidad luego de que él le dijese que padecía cáncer de páncreas.
También se sabe que Lisinski pidió una compensación económica a los productores de un documental sobre abusos sexuales.
En su página Web, la fundación publicó un comunicado en el que anuncia que abrió una auditoria interna sobre las acusaciones reportadas y revisará si los actos de Lisinski a título personal afectaron a las finanzas y a la actividad de la fundación.
Con información y foto de AP

Compartir

Comentarios