El primer trimestre de 2019 fue el más violento en la historia del país en materia de homicidios dolosos.

El gobierno pretende abatir estos índices de inseguridad en seis meses, mediante la presencia de la Guardia Nacional, el funcionamiento de los programas sociales y el abatimiento de la corrupción.

En el informe anual del Instituto para la Economía y la Paz 2018 se revela que la violencia se incrementó en lo que respecta al crimen organizado, pero también en la delincuencia común y en el ámbito familiar, lo cual lo convierte en un asunto más preocupante y más difícil de resolver.

Por eso, mientras los gobiernos federales se enfoquen en el despliegue de fuerzas de seguridad y no propicien un ambiente de convivencia más sano y participativo, lejos de los programas sociales y sí muy cerca del compromiso con el medio en el que cada uno vive, el problema no tendrá solución.

El gobierno requiere de la sociedad en su conjunto y ésta de él como propiciador de un mejor ambiente. La solución requiere de los cuerpos de seguridad, sí, pero también de la sociedad.

¿No le parece?

Twitter: @BlancaLolbee 

Comentarios