El gobierno chino tomó medidas contra la nueva amenaza del presidente Donald Trump, de imponer en septiembre tarifas adicionales del 10 por ciento en otros 300 mil millones de mercancías chinas, a pesar de que, en junio, luego de una reunión entre Trump y el presidente Xi Jinping, se acordó posponer la entrada en vigor de más tarifas.

En respuesta el Banco Central Chino devaluó ayer el yuan a casi un mínimo histórico y ordenó cerrar la puerta a las importaciones agrícolas estadounidenses lo que desplomó los mercados del mundo y disparó el precio del oro, encareció el dólar y desplomó el precio del barril de crudo.

Un yuan débil baja el precio de los bienes que exporta china lo que permite a los exportadores, a los empresarios y a los consumidores diluir un tanto las tarifas a sus productos, pero los exportadores con deuda en dólares pierden.

El presidente Donald Trump advirtió hoy que tomará medidas adicionales, lo que golpeó fuerte a los mercados, primero en Asia, siguió Europa y después Wall Street.

Las acciones de empresas de tecnología con fuerte intercambio comercial con China, como Apple e IBM, fueron las más afectadas, así como los grandes bancos.

Los mercados de Nueva York con su peor jornada del año: el promedio industrial Dow Jones cayó 2.81 por ciento, el Nasdaq retrocedió 3.46 por ciento, el SP 500 casi tres por ciento menos; en México la bolsa cerró con una baja de 1.19 por ciento, el dólar al menudeo se disparó a 20 pesos.

Se recrudece la guerra comercial y no se ve una tregua en puerta.

Twitter: Arturo Corona/@arcoma53 

resumidascuentas@hotmail.com 

Comentarios