¿Cómo se quedaría el mundo si Luka Modric, Cristiano Ronaldo o Lionel Messi de pronto anunciarán, previo a una Copa del Mundo y en su mejor momento profesional ,que no asistirán al Mundial? En shock sin duda alguna.

El mundo sin embargo no ha reaccionado de la misma manera a la noticia de que la primera ganadora del Balón de Oro, la mejor futbolista del mundo, Ada Hegerberg, no irá a la justa de este verano a celebrarse en Francia. ¿La razón? Para ella simplemente es más importante ser mujer, que ser la mejor.

Ada Hegerberg, por si usted no la conoce, tiene 23 años, es la delantera del Olympique de Lyon, nada más y nada menos que el mejor club del mundo en la categoría femenil, con cinco Orejonas de 2011 a la fecha, y es noruega.

Fue hace dos años que decidió renunciar a su selección tras la eliminación en la Eurocopa y para ese entonces ya llevaba 38 goles. Su demanda desde un inicio fue la igualdad, pero no solo salarial, pues incluso cuando meses después la Federación Noruega de Futbol firmó un histórico acuerdo con el sindicato de futbolistas para el pago igualitario de hombres y mujeres profesionales, Ada no revocó su decisión:

«Se trata de la preparación, de actuar, del profesionalismo, puntos muy claros que les presenté directamente a ellos cuando tomé mi decisión…

Sé lo que quiero y conozco mis valores, por lo tanto es fácil tomar decisiones difíciles cuando tu sabes cuáles son las ambiciones y cuáles son los valores que defiendes»

Martin Sjogren, técnico de la selección noruega, ve prácticamente cerradas las posibilidades por lo claro que ha sido la postura y mensaje de Ada, aunque reconoce que sumaría mucho al equipo ya que a pesar de ser un combinado que ganó el Mundial en el 95 y la medalla de oro en Syndey 2000, ha vivido un declive sin poder clasificar a los últimos Olímpicos y perder sus tres partidos, sin marcar un solo gol, en el torneo europeo de hace dos años.

A continuación recordamos el vergonzoso momento en que Ada recibió el Balón de Oro en diciembre en la ceremonia en Francia, pues el DJ Martin Solveig le preguntó si sabía “twerkear”, capítulo que nos recuerda lo importante del mensaje que pelea la mejor del mundo.

Compartir

Comentarios