Este 23 de abril se conmemora el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, un tema controvertido por la cantidad mínima de libros que leemos los mexicanos y cada año disminuye el número de lectores.

El último reporte del Módulo de Lectura (Molec), que mide el INEGI, revela que leemos tan solo 3.3 libros, el año pasado leíamos 3.8 por ciento y, seguro, el próximo año será de menos de tres libros al año. De cada 100 personas 42 leyeron un libro contra 50 de hace un año.

Aquí algunos dicen que leer en libro no es todo, el 78 por ciento de los hombres dicen leer textos digitales, páginas en internet, blogs, además de revistas, periódicos, mientras que el 71 por ciento de las mujeres lee estos contenidos.

Es diferente la preferencia de los hombres, declararon haber leído al menos un periódico a la semana, las mujeres leen más que los hombres y prefieren libros y revistas, cinco de cada 10 mujeres leen un libro al año mientras solo cuatro de 10 hombres lo hace, en promedio se dedican 39 minutos por sesión continua de lectura.

El motivo principal para leer es entretenimiento y cultura general. Se prefiere literatura, seguido por textos académicos y temas de autoayuda, superación profesional y religiosa.

Los motivos para no leer son falta de tiempo y de interés. Las tres cuartas partes dicen comprender lo leído, mientras que el 21 por ciento dice que comprende la mitad. En pleno aumento del número de mexicanos con acceso a Internet, 74.3 por ciento el último dato del INEGI, predomina la preferencia de materiales impresos, se sienten mejor las páginas en la mano que en una pantalla.

Entre los motivos para no cultivar este hábito: la mitad de la población dijo que sus padres no acostumbraban a leer y a tan solo tres de cada 10 les leían un cuento antes de dormir.

De las mejores frases que definen la lectura está la de Emily Dickinson que dijo que ‘un libro es la mejor nave para viajar’.

¿Cuál es el último libro que leyó usted?

Twitter: Arturo Corona (@arcoma53)

Comentarios