Este próximo sábado se cumplen seis intensos meses del gobierno de la 4-T, en los que hemos visto muchos cambios y ajustes, pero sobre todo una manera personal de gobernar.

La desaparición del Estado Mayor Presidencial para convertirlo en parte de la Guardia Nacional, la transformación de la residencia oficial de Los Pinos en sitio turístico, la aún pendiente venta del avión presidencial, los muchos recortes y las conferencias mañaneras que han transformado la vida política de nuestro país.

Con duración de más de dos horas, estas reuniones con la prensa de diversas tendencias y medios, desde las cadenas de televisión abierta pasando por youtubers y medios pocos conocidos, dictan la agenda.

La presencia diaria de Andrés Manuel López Obrador le da un poder político y una presencia para poder hablar de sus políticas, justificarlas, lanzar acusaciones y opinar de casi todos los temas, desde la fundación de México hasta el caso Emilio Lozoya.

Esta manera personal del Presidente de llevar su mensaje diario ha topado con los procesos electorales ¿hasta dónde es propaganda política? El INE ordenó a concesionarios de radio y televisión del Estado dejar de transmitirlos en los seis estados donde habrá elecciones este próximo domingo.

El avance de la tecnología, y los 80 millones de personas conectadas a internet hoy, hace que estos buenos deseos del INE sean eso, ya que cualquier persona con cierto interés en escuchar el mensaje presidencial puede abrir su celular inteligente y hacerlo.

El tema da para el análisis a fondo para futuros procesos electorales y para la revocación de mandato, o no, a la mitad de su mandato.

Twitter: Arturo Corona/@arcoma53 

Compartir

Comentarios