Los planes de la administración de Andrés Manuel López Obrador para financiar a Petróleos Mexicanos toparon con las promesas de dejar de importar gasolinas, frenar los gasolinazos, cerrar la llave a la inversión extranjera abierta en el sexenio pasado y, sobre todo, con la reducción de la calificación de la petrolera por las agencias HR y Fitch Ratings, lo que hace urgente la planeación del financiamiento a la paraestatal.

Arturo Herrera, el subsecretario de Hacienda, que ya ha sido desmentido un par de ocasiones por el presidente, habló ante consejeros de un importante banco y dijo que los sectores de energía y comunicaciones se abrirán a la iniciativa privada con lo que se impulsará el crecimiento económico.

Dijo que en los próximos días se anunciarán concesiones, bursatilizaciones y Pemex y la CFE, las dos empresas paraestatales más importantes, que valoran asociaciones con el sector privado.

Esto salvo que vuelva a ser desmentido, es un anuncio importante para las finanzas públicas. En este entorno se dan datos de la importación de gasolinas el mes de abril. Se compró menos pero más cara por el aumento de precio spot de referencia.

En mayo se importaron 576 mil barriles diarios de gasolinas, que se suman a los 240 mil barriles diarios que producen las refinerías, para un total de 816 mil barriles diarios. Hoy los precios de las gasolinas bajaron gracias a que han aumentado los estímulos fiscales.

Apenas vi el precio del litro de Magna en la zona poniente en 20.25 pesos, la Premium en 21.37 pesos.

Según datos de Hacienda, las gasolinas bajaron un promedio de 12 centavos por litros en mayo pasado. El gobierno de la 4T sale a buscar inversión extranjera.

Twitter: Arturo Corona/ @arcoma53 

Comentarios