La sociedad está cambiando y con ella su población, las actuales generaciones vienen a romper paradigmas del pasado. Uno de ellos es tener un trabajo y permanecer en él hasta que llega el momento de jubilarse o pensionarse, comprar una casa para dejarla a sus hijos y tener un auto, aunque sea modesto.

Los millennials que tienen de 24 a 38 años, ya no siguen este modelo, no pretenden durar en un trabajo que no les guste, no se quedan en un empleo que no les ofrece oportunidades de crecimiento y recreación, no persiguen comprar una casa para heredarla, y en muchos casos no piensan en tener hijos.

Según la empresa Deloitte dos de cada tres millennials están dispuestos a renunciar a su trabajo antes de cumplir dos años si este no les ofrece desarrollo de sus habilidades y una cultura emprendedora. Son el 66 por ciento de los 30 millones de ésta generación en plena edad productiva. Para estos jóvenes lo cool es ser emprendedor.

El problema para las empresas se complica, pues no necesariamente se quedan los mejores y las constantes renuncias entorpecen la continuidad de sus procesos, ellas también están ante el reto de cambiar.

Twitter: @BlancaLolbee  

Comentarios