Los datos oficiales de la caída del empleo de enero a mayo, con 1.9 millones de personas desempleados, la creación de sólo 167 mil 178 nuevos empleos ante el IMSS, en los primeros cinco meses del año, representa 53 por ciento menos respecto al mismo periodo del año pasado.

El IMSS tiene registrados 20 millones 382 mil 910 personas con empleo, 85 por ciento permanentes y 14 por ciento eventuales. La Encuesta Nacional de Empresas Constructoras, que mide el INEGI, registra números negativos en los primeros cuatro meses del año, hay menos obras, menos personal ocupado y las industrias más afectadas son la minera, la petrolera, además de la construcción.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que él tiene otras cifras, y pidió tomar en cuenta a los 481 mil becarios, que en términos reales no son creación de nuevos empleos.

Más allá de los números, el Senado aprobó reformas para regular y promover el llamado trabajo en casa o home office. Para el senador Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión del Trabajo, el uso de estas tecnologías promoverá la inclusión laboral, permitirá reducir el uso de vehículos y transporte público además de aumentar la productividad al reducir el tiempo invertido en transportarse.

Esto suena muy bien, pero aplica para pocos trabajos, además son pocas las empresas que estarían dispuestas a soltar a sus empleados y pocas personas cuentan con una buena conexión a Internet y una computadora moderna que les permita hacer su trabajo desde casa.

Twitter: Arturo Corona/@arcoma53 

Comentarios